El color que utilizas causa un efecto en las personas que te rodeam, asi que es importante saberlo para que elijas tu vertido de acuerdo a lo que quieras proyenctar.

Rosa: Es el color romántico por excelencia. Si utilizas un rosa pálido, la gente verá en ti a una chica frágil e inocente. Pero si tu vestido es de un tono más fuerte (como el fucsia), la percepción que tendrán de ti será de una niña dinámica y muy divertida.

Blanco: Es el color de honestidad. La gente que te rodea te verá como una chica amigable, sincera y muy abierta.

Verde: Es un color que infunde paz. Con un vestido de ese color, inspirarás confianza a los que te rodean, lucirás como una chica tranquila y equilibrada.

Azul: Es otro color que inspira confianza. Con un vestido de este color lucirás como una chica estable, conservadora y muy honesta.

Negro: Es el clásico color de la elegancia. Para los demás lucirás sexy y sofisticada, sin embargo,  también puedes dar la impresión de inalcanzable o un poco distante.

Rojo: El color del amor por excelencia. Se dice que quien lo utiliza en su ropa, es vista por los demás como más bonita, sexy y muy segura de sí misma, aunque también puedes dar la impresión de algo agresiva.

Amarillo:Es el color del optimismo. Te hará lucir como una chica vibrante y llena de energía  pero también muy tierna.

Bueno, esto es lo que opinan algunos psicólogos, pero recuerda: sin importar el color de tu vestido, lo que cuenta es la actitud,  así que a sentirte hermosa,  porque de esta forma, ¡lucirás hermosa!